Petición y reunificación familiar en Estados Unidos

Acortar distancias

 

En el complejo y dinámico mundo de la inmigración en Estados Unidos, las peticiones familiares representan un importante medio para la reunificación de seres queridos separados por leyes y distancias geográficas. Estas peticiones, respaldadas por la Ley de Inmigración, permiten a ciudadanos y residentes permanentes de EE. UU. patrocinar a sus familiares para que obtengan residencia legal en el país.

 

Uno de los aspectos más fundamentales de las peticiones familiares es su capacidad para unir a padres e hijos, esposos y cónyuges, hermanos y hermanas, en un ambiente donde los lazos familiares son valorados y protegidos por la ley. Estas peticiones son un reflejo del compromiso de Estados Unidos con la unidad familiar y el reconocimiento de la importancia de la familia en la sociedad.

 

Para aquellos que desean iniciar una petición familiar, es esencial comprender los diferentes tipos de relaciones familiares que pueden ser consideradas elegibles según las Leyes de Inmigración. Entre las categorías de peticiones familiares se encuentran las siguientes:

 

1. Peticiones de cónyuges e hijos menores: Ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales tienen el derecho de presentar peticiones para sus cónyuges e hijos menores de edad, lo que permite la reunificación de familias inmediatas.

 

2. Peticiones para padres y hermanos: Sólo los ciudadanos estadounidenses pueden también patrocinar a sus padres y hermanos para obtener la Residencia Permanente en Estados Unidos, aunque estos procesos pueden ser más largos y complejos.

 

3. Peticiones para hijos mayores y otros familiares: Dependiendo de la situación particular y el estatus migratorio del solicitante, también es posible presentar peticiones para hijos mayores de edad, así como para otros familiares como abuelos, nietos y familiares directos.

 

Es importante destacar que las peticiones familiares deben cumplir con ciertos requisitos y criterios establecidos por las leyes de inmigración de Estados Unidos. Además, el proceso puede variar en función del estatus migratorio del solicitante y del familiar que se está patrocinando.

 

A continuación, mostraremos un resumen general del proceso de petición, pero se debe tener en consideración que cada caso puede variar según la situación y el tipo de relación familiar que se esté patrocinando. El proceso de peticiones familiares en Estados Unidos generalmente sigue estos pasos:

 

Elegibilidad del patrocinador: El ciudadano o Residente Permanente de EE. UU. debe cumplir con los requisitos para patrocinar a un familiar.

 

Presentación de la petición: El patrocinador completa y envía el formulario I-130, Petición para un Familiar Extranjero, al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS).

 

Procesamiento de la petición: USCIS revisa la petición y, si es aprobada, la envía al Centro Nacional de Visas (NVC).

 

Documentación y pago de tarifas: El NVC solicitará al patrocinador y al familiar extranjero la documentación requerida y el pago de las tarifas asociadas.

 

Entrevista consular: Una vez que la documentación esté completa, el NVC programará una entrevista en la embajada o consulado de EE. UU. en el país del familiar extranjero.

 

Revisión de elegibilidad: Durante la entrevista, se evaluará la elegibilidad del familiar para la Visa de Inmigrante basada en la petición familiar.

 

Decisión y emisión de visa: Si se aprueba la visa, el familiar recibirá instrucciones sobre cómo proceder para ingresar a EE. UU. y obtener la Residencia Permanente.

 

Llegada a EE. UU.: Una vez en EE. UU., el familiar deberá completar el proceso de ajuste de estatus si la petición se basó en la Residencia Permanente del patrocinador.

 

 

Los lapsos de tiempo son variables

 

El tiempo que toma el procesamiento de las peticiones familiares más solicitadas en USCIS puede variar considerablemente dependiendo de varios factores, como el tipo de relación familiar, el estatus migratorio del peticionario y del beneficiario, la carga de trabajo del servicio de inmigración en ese momento, entre otros. Sin embargo, le proporcionaremos una tabla con estimaciones generales del tiempo que suelen tomar algunas de estas peticiones:

Tipo de Petición

Tiempo estimado

Petición de cónyuges de ciudadanos estadounidenses

Desde meses hasta alrededor de 1 año o más en algunos casos.

Peticiones de hijos solteros menores de 21 años de ciudadanos estadounidenses.

Entre 6 meses a 1 año.

Peticiones de padres de ciudadanos estadounidenses.

Varía de 1 año hasta varios años, dependiendo de la categoría de visa.

Peticiones de hermanos de ciudadanos estadounidenses.

Los tiempos de espera son más largos, a menudo 10 o 13 años.

Peticiones de cónyuges e hijos solteros menores de 21 años de residentes permanentes.

Puede variar entre 1 a 2 años o más.

Peticiones de hijos solteros mayores de 21 años de residentes permanentes.

Varía entre 2 y 5 años o incluso más tiempo.

Peticiones de hijos casados de residentes permanentes.

Tiempo de espera largos desde 2 años en adelante.

Es importante tener en cuenta que estos plazos son sólo estimaciones generales y que el tiempo real de procesamiento puede variar significativamente. USCIS proporciona actualizaciones periódicas sobre los tiempos de procesamiento en su sitio web, por lo que es recomendable verificar directamente allí para obtener información específica y actualizada sobre el estado de las peticiones familiares.

 

En resumen, las peticiones familiares en Estados Unidos ofrecen una vía legal y valiosa para reunificar familias separadas. Dada a la complejidad del proceso y la importancia de cumplir con los requisitos legales, es primordial buscar asesoramiento legal de un abogado especializado en inmigración, como lo es la firma Oasis Legal Group, de esta manera, poder asegurar la presentación adecuada y efectiva de cada una de las peticiones.

 

 

Preguntas frecuentes 

 

¿Quién puede presentar una petición familiar en Estados Unidos?

 

Ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales pueden presentar peticiones familiares para sus cónyuges, hijos, padres, hermanos y otros familiares elegibles según la Ley de Inmigración.

 

¿Cuál es la diferencia entre una petición para un cónyuge y una para un hijo menor?

 

Las peticiones para cónyuges son consideradas como peticiones inmediatas, lo que significa que el proceso puede ser más rápido y directo. En cambio, las peticiones para hijos menores también se consideran inmediatas, pero con algunos requisitos adicionales dependiendo de la situación particular.

 

¿Cuáles son los requisitos para presentar una petición familiar?

 

Los requisitos pueden variar según la relación familiar y el estatus migratorio del solicitante y el familiar que se está patrocinando. Por lo general, se requieren pruebas de la relación familiar, evidencia de la ciudadanía o Residencia Permanente del solicitante, entre otros documentos.

 

¿Cuánto tiempo tarda el proceso de una petición familiar?

 

El tiempo de procesamiento puede variar considerablemente dependiendo del tipo de petición, la categoría de visa y otros factores. En general, las peticiones para cónyuges e hijos menores suelen tener tiempos de procesamiento más rápidos que las peticiones para otros familiares.